www.bagate.org Bienvenido a la página oficial de Bagate
  PINTURA

Entrar Etapa I Entrar Etapa II Entrar Etapa III
Etapa I Etapa II Etapa III

Bagate en la pintura crea su propia escuela y es el auténtico representante del COSTUMBRISMO, aplicado el término a la pintura y por los temas que ha plasmado en sus lienzos lo convierte en un auténtico representante del movimiento político social americano que lucha a favor de la rehabilitación cultural y étnica del elemento indígena, es por eso que muchos escritos se refieren a él como Indigenista.

Como hemos indicado anteriormente, se inicia a los 16 años confeccionando letreros comerciales para las principales tiendas de su ciudad natal hechos con una imaginación asombrosa, muy elogiada y una maestría que sólo él podía darle a sus obras. También reproduciendo los óleos de los pintores clásicos más famosos, quienes fueros sus verdaderos maestros.

Perfeccionándose posteriormente en sus lienzos al plasmar rostros tales como el Cebada y la Anciana Sabogal en 1920 fecha en la que ya es ampliamente conocido en Cajamarca por su calidad artística y la belleza de sus obras.

Su pintura es inconfundible por los motivos tratados de temas netamente populares destacando en ella su sentido de composición dado el don innato de la observación y el colorido empleado con profusión de vivos colores en cada uno de sus lienzos, hacen que explote en cada uno de sus temas con gran amor y esmero un dominio completo de las combinaciones de los colores primarios. En muchas obras se observa, una cualidad muy meritoria que es característica de su pintura, es decir de ser detallista en exceso por lo que cada uno de sus cuadros pareciera que son fotografías coloreadas. En otros se aprecia una nota de tristeza en la expresión de sus cabezas de estudio lo que da mas realce al tema tratado.

Otra de las cualidades que observamos es la de ser un amplio dominador de las perspectivas profundas y la abundancia de luz en los paisajes en los que plasma el límpido cielo de su Cajamarca, dándole un matiz muy realista.

A través de su producción pictórica ha quedado plasmado en sus lienzos las costumbres, su manera de vestir y hasta de comer del indígena de esa época que han desaparecido prácticamente en la campiña cajamarquina, especialmente el uso de telas que eran confeccionadas por ellos mismos como el uso de la camisa de "cotón”, el pantalón de lana negra, color que le daban a la tela con barro podrido y bayas de nogal. Las cosechas y trillas de sus trigales que lo hacían a través de la minga, reunión de personas para hacer un trabajo en común en donde se comía a los sones de los "clarines" y de la "caja".

Estimo, por la cantidad de obras exhibidas en exposiciones que su producción total llegaría a un mil doscientos óleos pues éstos se encuentran vendidos en un setenta por ciento en el exterior porque en el lapso de 1931 en que triunfa en Lima hasta 1951 es la época en la que más cuadros vende a los turistas que a diario visitaban Cajamarca.

En estos veinte años pareciera que Bagate se hubiese alejado del arte pictórico ya que no realiza exposiciones y hay muy pocos escritos periodísticos de su actividad artística, lo que ha dado pie para muchos investigadores de su trayectoria artística, se pregunten que había pasado.

La verdad es que en ese lapso de tiempo Bagate sólo disponía de los sábados y domingos para pintar, pues se encontraba laborando como Profesor del Colegio "San Ramón" de Cajamarca y su producción pictórica era totalmente comercializada a los turistas.

Para pintar, tenía que estar de un estado de ánimo muy especial, generalmente al levantarse observaba al cielo, a ese cielo de su tierra tan hermoso que el amaba tanto y si estaba despejado, con ese color muy característico de la sierra, y con el sol radiante se predisponía con un entusiasmo contagiante a pintar, (previamente ya había determinado que potaje iba a almorzar). Situación que era comprendida y compartida por toda su familia pues en ese lapso en que estaba en su taller el patio de su solariega casa debería permanecer en absoluto silencio para no perturbar su inspiración. Generalmente al terminar de pintar, la primera persona que tenía que admirar su nueva producción era su querida esposa la Sra. Dorila a quien él amorosamente le decía Dora.

Encontramos en su producción dos autos retratos y pocos retratos, realizados con especial maestría. Pero su vasta producción la dedicó principalmente a resaltar las costumbres de los indígenas, principalmente como eran tratados, en ese entonces, así como a plasmar en sus lienzos el bello paisaje serrano de mágica sencillez, sus monumentos coloniales y sus calles pintorescas de su Cajamarca querida, dejando en el lienzo para la posterioridad, los lugares típicos tal como él los observó a través de sus apuntes con el objetivo de proyectarse para los tiempos que vienen.

Aproximadamente a partir del año 1962, cuando el artista tenía 69 años de edad cambia los lienzos por cartón nordex, material que le permitía borrar con mayor facilidad a lo que le ofrecía el lienzo, que cuando se borraba llegaba a destemplarse y le facilitaba enormemente su producción pictórica ya que dejó de templar la tela en sus marcos y esperar que secaran.

La mayoría de sus cuadros, se adquirieron para llevarlos a EE.UU., España, Costa Rica, República Dominicana, Panamá, Chile y en nuestro país se encuentran principalmente en Cajamarca, Lima y Trujillo.

Destaca también en la restauración de imágenes religiosas como la del Sr. De Los Milagros de San Pablo - Cajamarca, La Virgen de las Mercedes de la Catedral de Cajamarca.

  [ subir ]
 

Contáctenos